Hay un antes y un después en el sector inmobiliario en España que ha marcado en los libros de historia esta profunda crisis  pero como dicen en Oriente: Crisis = Oportunidad!

La mayoría de profesionales inmobiliarios se han reciclado y especializado, y esto lo ha detectado y valorado el cliente final, confiando ahora sí, y esperemos  que definitivamente en un sector que se aleja de la especulación y se acerca al sentido común, donde clientes buscan su espacio para vivir, su espacio para trabajar o su espacio para soñar, apoyados por profesionales que se sienten motivados al ayudar a encontrar lo que realmente nos demandan.

 

¿Y QUÉ PIDEN HOY LOS CLIENTES, O QUÉ NOS PIDEN A LOS PERSONAL SHOPPER INMOBILIARIOS?

Si juntamos las operaciones de estos 2 últimos años, y con alguna excepción, podemos englobar al cliente real comprador inmobiliario en 4 grupos:

  1. Cliente nacional comprador de vivienda final
  2. Cliente nacional comprador de producto de inversión
  3. Inversor de vivienda para extranjero
  4. Marca consolidada demandante de locales por expansión

Si además le damos valor económico a estos 4 grupos, se podrían encajar en horquillas de:

  1. Pisos entre los 400.000 y los 600.000 € para vivir
  2. Pisos entre los 150.000 y los 250.000 € para inveritr
  3. Pisos a partir de los 500.000 € (según estipula la Ley de Emprendedores)
  4. Locales en zonas Prime de alquileres entre 5.000 € y 12.000 €.

Como excepciones, pero a valorar, los clientes que buscan piezas especiales en el mercado, con cierto encanto, y con un valor constructivo/arquitectónico por encima del resto.

 

¿QUE PENSAMOS  QUE BUSCARÁN LOS CLIENTES EN 2014?

  1. Viviendas para parejas jóvenes que podrán acceder por sus precios
  2. Viviendas para extranjeros que buscan residencia (Ley Emprendedor)
  3. Locales comerciales para marcas en expansión en buenas zonas
  4. Pequeños edificios para explotar patrimonialmente

Evidentemente, con muchas excepciones, solo pensando a grandes rasgos y en principales ciudades del país. Ya que la idiosincrasia del mismo hace que en cada zona se adapten estas ventas al tipo de producto, como por ejemplo, casas en la costa compradas por inversores que se jubilan en España, Masías o Fincas Rústicas para explotar nuevos negocios, Centros Comerciales en zonas donde no hay, viviendas accesibles y asequibles de obra nueva a precios de mercado en poblaciones sobresaturadas de las mismas…etc.

EN RESUMEN: Oportunidades para muchos y Futuro para todos.