Categoría:
Arquitectura

Certificaciones energéticas: ¿decretazo, conciencia sostenible o negocio?

27 juliol 2015

A un mes y escasos días del pistoletazo de salida de las Certificaciones Energéticas (1 de Junio), todos habremos sacado nuestras conclusiones al respecto y madurado nuestra opinión sobre la necesidad y la utilidad del decreto. Para los que todavía no lo conocen, el nuevo Decreto obliga a todos los inmuebles que se vayan a alquilar o vender a partir del 1 de junio, a obtener un Certificado Energético que calificará con una letra (de la A a la G), el nivel de eficiencia energética del inmueble objeto de transmisión.

Ahora bien, ¿qué trasfondo político-social tiene este certificado?  ¿Quién será el beneficiado y quien el perjudicado de este Decreto?  Y sobre todo…  ¿Para que servirá?

Como en todo nuevo Decreto, y en especial, si éste obliga a realizar un desembolso  económico, hay defensores y detractores. Por razones obvias, éstos, coinciden con los beneficiados y perjudicados por el Decreto. El gran perjudicado de todo este juego, como la mayoría de las veces, es el usuario final, el propietario del inmueble, que se verá obligado por ley, a pagar otro trámite más para poder alquilar o vender su vivienda, debiendo desembolsar entre 150 i 200 € para obtener su certificado energético. Por otro lado, los grandes beneficiados serán los técnicos habilitados para realizar este trámite (Arquitectos,  Aparejadores e Ingenieros) y las inmobiliarias y administradoras de fincas que como intermediarias de servicios técnicos relacionados con los inmuebles, también sacarán tajada.

certificaciones-energeticas

Más del 85 % de las viviendas en este país son absolutamente ineficientes energéticamente. Hay quien piensa que este decreto servirá para concienciar a los propietarios y reducir ese porcentaje tan elevado de insostenibilidad. Mi opinión es que, al ser meramente informativo, sin tener obligación de realizar mejoras en el edificio para cumplir con un determinado nivel de eficiencia energética, los certificados se quedarán en un simple documento descriptivo que servirá para sacarnos los colores a Arquitectos y Constructores que durante años hemos estado construyendo sin pararnos a pensar en las consecuencias medioambientales de nuestras obras.

Ahora bien, esa inocencia y simplicidad con la que nos han vendido el certificado “no harán falta reformas, es solo informativo, no obligará a realizar mejoras…” tiene trampa…!  El decreto, bajo mi punto de vista, es un lobo con piel de cordero. En unos meses, en unos años, cuando la mayoría de los inmuebles estén certificados y calificados con una letra (de la A a la G), es cuando las administraciones actuarán. Todos desconocemos la forma de las actuaciones (si los inmuebles con nota G serán sancionados, si obligaran a cumplir un lindar de calificación, si bonificaran a las notas más altas…) pero sabemos con certeza que las habrá.

 

Si esas actuaciones sirven para mejorar la eficiencia y la calidad constructiva de nuestro parque inmobiliario, ¡chapó!  Sin embargo, el éxito de esas actuaciones debería ir de la mano de subvenciones al particular y a las comunidades de vecinos. Sin esto, la futura obligatoriedad de mejorar la eficiencia energética no tiene sentido.

Como conclusión, pienso que la intención del Decreto es buena, pero que hemos dado un pequeñísimo paso en materia de eficiencia energética en este país, cuando podríamos haber dado un paso de gigante, marcando un lindar mínimo de eficiencia y subvencionando las mejoras y reformas para cumplir ese lindar.

La importancia de mantener tu patrimonio

La importancia de mantener tu patrimonio

26 juliol 2015

El paso del tiempo y el deterioro, es una de las grandes preocupaciones del ser humano. Durante años procuramos mantener en buen estado tanto nuestro cuerpo como nuestras posesiones materiales más preciadas.  Pero… ¿Hacemos los mismo con nuestro patrimonio?

Los inmuebles, también, experimentan con el tiempo un desgaste constructivo y superficial, ya sea por uso o desuso, que debemos evitar mediante un constante y preciso mantenimiento para que la propiedad no pierda valor y pase a ser una mala inversión.

Al inicio de la vida útil del inmueble nos preocupamos excesivamente de los materiales y los acabados de construcción, pero durante su vida útil no nos molestamos por mantenerlos…

 

patrimonio

 

La metodología usada por la mayoría de los propietarios es la de la REHABILITACIÓN SALVAJE, hecho que implica un gran desembolso económico para devolver al inmueble a las condiciones mínimas de mercado para seguir explotando la inversión.

Desde SOMRIE aconsejamos que la metodología de actuación en estos casos pase a ser la del MANTENIMIENTO PREVENTIVO.   Este mantenimiento debe ir íntimamente vinculado a la vida útil del inmueble y debe estar estudiado, programado, y ejecutado mediante un PLAN DE MANTENIMIENTO Y  CONSERVACIÓN en el que se especifiquen los elementos a conservar, la fecha de realización, la metodología de ejecución y los costes económicos que implican.

 

grafico-mantenimiento-300x216

 

No caigamos en el error de descuidar nuestro patrimonio. A menudo no le damos importancia a pequeños problemas que van surgiendo en el inmueble, y con el paso del tiempo esos pequeños problema pueden convertirse en costosas y laboriosas tareas de rehabilitación.

Cuida tu imagen – Cuida tu Patrimonio – Cuida tu Inversión

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com