Que aroma tiene tu casa?

Que aroma tiene tu casa?

Que aroma tiene tu casa?

27 julio 2015

olores1

¿Cuántas veces habéis entrado a una vivienda y os ha echado para atrás el olor? Tabaco, comida, humedad, mascotas, falta de ventilación… Todos estos olores se quedan impregnados en nuestra nariz, y hacen que recordemos aquel lugar como algo desagradable.

Dicen que la mejor manera de recordar diferentes lugares es a través del olfato.

Cada hogar tiene un olor especial, que dice mucho de esa vivienda y de las personas que viven en ella. Un buen aroma evoca bienestar. El olor a café, a jazmín, a madera ardiendo en la chimenea; a flores recién talladas, o el aroma a suavizante de la ropa lavada. Todos transmiten agradables y frescas sensaciones.

Hay algunos trucos para que tu casa huela de forma especial y personalizada, como por ejemplo perfumar las bombillas cuando estén apagadas con tu aroma preferido, encender incienso o velas aromáticas, poner una cafetera o simplemente colocar sobre los radiadores toallitas impregnadas de suavizante para que toda la casa huela a limpio.

Es muy importante tener todo esto en cuenta a la hora de vender tu vivienda. Cuando un posible comprador la visita, el olor puede llegar a ser uno de los factores inconscientes, pero esenciales para una decisión final de compra. Influyendo tanto positiva como negativamente.

Por eso es tan importante el olor de tu casa, porque al final, es la manera en que te recordaran las personas que han estado en ella. Una vivienda que huela bien, dejará una sensación agradable y muy personal, convirtiéndola en un lugar cálido y acogedor que invita a quedarse en él.

MIREIA MARTINEZ

Personal Shopper Inmobiliario – Interiorismo – Home Staging

 

Urbanismo y vida social

Urbanismo y vida social

27 julio 2015

URBANISMO Y VIDA SOCIAL

A veces tengo la sensación de que demasiados edificios buscan singularidad y la integración en el entorno pierde importancia. Hay que diferenciarse del resto, hay que buscar protagonismo y en consecuencia nuestras ciudades se convierten en muestrarios de arquitectura singular, perdiéndose la armonía de las calles de los cascos históricos y ensanches. Los nuevos barrios también se crean sin referencias al resto de la ciudad, diferenciándose de su entorno, con vocación egocéntrica.

En barriadas de viviendas adosadas o unifamiliares no hay relaciones a pie de calle. Parece que el único lugar apropiado para hacerlo es el interior de la casa, porque no hay lugares pensados para las relaciones humanas, escasean los lugares en los que la gente se sienta bien y pueda querer estar en ellos. Se presentan como ideales de vivienda a los que cualquiera aspira sin más motivo que el de seguir una tendencia. En esos lugares, desaparecen las calles, las plazas, los bancos, el bar de la esquina, etc. Únicamente existen los interiores; desplazamientos en coche privado, los jardines privados, las piscinas privadas, etc.

El urbanismo es uno de los instrumentos que puede cambiar eso, que puede transformar las calles, plazas, espacios, etc. en lugares para vivir y relacionarse y dejar de crear meros espacios de paso hasta nuestro hogar.

“…el entorno que pasa a ser parte de la vida de la gente, un lugar donde crezcan los niños. Quizá 25 años más tarde, se acuerden inconscientemente de algún edificio en particular, de un rincón, de una calle, de una plaza, sin saber quiénes son sus arquitectos, algo que tampoco es importante.” Texto extraído del libro Atmósferas de Peter Zumthor

Monika Aguirre Zamakona

Personal Shopper – Somrie – Bilbao

Hogar vs vivienda

Hogar vs vivienda

27 julio 2015

Vivienda y hogar, dos palabras que definen espacios para habitar con dos connotaciones muy diferentes. La vivienda se define como “lugar cerrado y cubierto construido para ser habitado por personas”. El hogar sin embargo se define en primer término como “Sitio donde se hace la lumbre en las cocinas, chimeneas, hornos de fundición, etc” y como “Casa o domicilio” en segundo término.
El maestro de la arquitectura Frank Lloyd Wright entendía la chimenea como el eje principal de las residencias que proyectaba. Su posición central, privilegiada dentro de la planta, la convertía en la estancia principal, de reunión de la familia, buscando transformar esas viviendas en hogares.

Del mismo modo aunque de una forma más natural, en el caserío vasco (baserri) la estancia principal ha sido tradicionalmente la cocina (sukaldea/sutea=el lugar del fuego), eje principal de la casa y lugar de reunión de la familia.
La arquitectura residencial corre peligro en ocasiones de convertirse en vivienda, en simple escenario aséptico, carente de alma, donde discurre la vida diaria. La abundancia de metros cuadrados, la utilización de materiales caros, etc. no garantizan la calidad de los espacios ni facilitar las relaciones familiares. Decía Walter Gropius que “mientras construir es meramente un asunto de métodos y materiales, la arquitectura implica el dominio del espacio”. La arquitectura debe ser capaz de transmitir sensaciones, de crear las “atmósferas” buscadas y presentes en la obra de Peter Zumthor.
Por tanto, antes de decidir donde poner un tabique, si queremos un salón grande o pequeño, etc. quizá deberíamos reflexionar sobre cómo queremos sentirnos en nuestra casa, qué actividad vamos a desarrollar en ella, qué relaciones buscamos, etc.
Y tú… ¿Buscas un hogar o una vivienda?

Monika Aguirre Zamakona

Personal Shopper Inmobiliario  /  Somrie-Bilbao

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com