Dime cómo eres y te diré que inmueble necesitas

Dime cómo eres y te diré que inmueble necesitas

Dime cómo eres y te diré que inmueble necesitas

27 julio 2015

Hay un antes y un después en el sector inmobiliario en España que ha marcado en los libros de historia esta profunda crisis  pero como dicen en Oriente: Crisis = Oportunidad!

La mayoría de profesionales inmobiliarios se han reciclado y especializado, y esto lo ha detectado y valorado el cliente final, confiando ahora sí, y esperemos  que definitivamente en un sector que se aleja de la especulación y se acerca al sentido común, donde clientes buscan su espacio para vivir, su espacio para trabajar o su espacio para soñar, apoyados por profesionales que se sienten motivados al ayudar a encontrar lo que realmente nos demandan.

 

¿Y QUÉ PIDEN HOY LOS CLIENTES, O QUÉ NOS PIDEN A LOS PERSONAL SHOPPER INMOBILIARIOS?

Si juntamos las operaciones de estos 2 últimos años, y con alguna excepción, podemos englobar al cliente real comprador inmobiliario en 4 grupos:

  1. Cliente nacional comprador de vivienda final
  2. Cliente nacional comprador de producto de inversión
  3. Inversor de vivienda para extranjero
  4. Marca consolidada demandante de locales por expansión

Si además le damos valor económico a estos 4 grupos, se podrían encajar en horquillas de:

  1. Pisos entre los 400.000 y los 600.000 € para vivir
  2. Pisos entre los 150.000 y los 250.000 € para inveritr
  3. Pisos a partir de los 500.000 € (según estipula la Ley de Emprendedores)
  4. Locales en zonas Prime de alquileres entre 5.000 € y 12.000 €.

Como excepciones, pero a valorar, los clientes que buscan piezas especiales en el mercado, con cierto encanto, y con un valor constructivo/arquitectónico por encima del resto.

 

¿QUE PENSAMOS  QUE BUSCARÁN LOS CLIENTES EN 2014?

  1. Viviendas para parejas jóvenes que podrán acceder por sus precios
  2. Viviendas para extranjeros que buscan residencia (Ley Emprendedor)
  3. Locales comerciales para marcas en expansión en buenas zonas
  4. Pequeños edificios para explotar patrimonialmente

Evidentemente, con muchas excepciones, solo pensando a grandes rasgos y en principales ciudades del país. Ya que la idiosincrasia del mismo hace que en cada zona se adapten estas ventas al tipo de producto, como por ejemplo, casas en la costa compradas por inversores que se jubilan en España, Masías o Fincas Rústicas para explotar nuevos negocios, Centros Comerciales en zonas donde no hay, viviendas accesibles y asequibles de obra nueva a precios de mercado en poblaciones sobresaturadas de las mismas…etc.

EN RESUMEN: Oportunidades para muchos y Futuro para todos.

Le chasseur immobilier: un nouvel acteur du secteur

Le chasseur immobilier: un nouvel acteur du secteur

27 julio 2015

Venu des pays anglo-saxons et déjà connu en France, le chasseur immobilier est un nouvel acteur en Espagne. Il se différencie de l’agent immobilier en ce qu’il n’agit que pour le compte de l’acquéreur. Il s’agit d’un métier de service complet: conseil dans la définition des besoins et sur le financement, recherche et pré-visite des biens, accompagnement juridique et négociation du prix de vente.

A la différence des agences immobilières traditionnelles, le chasseur immobilier n’est pas pris en étaux entre le vendeur et l’acquéreur; ce qui lui permet d’agir en toute impartialité et exclusivement pour le compte de son client.

Ce service donné par un professionnel permet à son client de ne pas s’éparpiller dans sa recherche, de gagner du temps et d’être accompagné par un acteur connaissant parfaitement le marché immobilier et le cadre juridique.

Enfin, il a accès à l’ensemble des biens disponibles sur le marché puisqu’il n’en a aucun à la vente. Il se tourne vers les agences immobilières et les particuliers. Il n’y a donc aucune barrière dans la recherche de bien.

Certificaciones energéticas: ¿decretazo, conciencia sostenible o negocio?

Certificaciones energéticas: ¿decretazo, conciencia sostenible o negocio?

27 julio 2015

A un mes y escasos días del pistoletazo de salida de las Certificaciones Energéticas (1 de Junio), todos habremos sacado nuestras conclusiones al respecto y madurado nuestra opinión sobre la necesidad y la utilidad del decreto. Para los que todavía no lo conocen, el nuevo Decreto obliga a todos los inmuebles que se vayan a alquilar o vender a partir del 1 de junio, a obtener un Certificado Energético que calificará con una letra (de la A a la G), el nivel de eficiencia energética del inmueble objeto de transmisión.

Ahora bien, ¿qué trasfondo político-social tiene este certificado?  ¿Quién será el beneficiado y quien el perjudicado de este Decreto?  Y sobre todo…  ¿Para que servirá?

Como en todo nuevo Decreto, y en especial, si éste obliga a realizar un desembolso  económico, hay defensores y detractores. Por razones obvias, éstos, coinciden con los beneficiados y perjudicados por el Decreto. El gran perjudicado de todo este juego, como la mayoría de las veces, es el usuario final, el propietario del inmueble, que se verá obligado por ley, a pagar otro trámite más para poder alquilar o vender su vivienda, debiendo desembolsar entre 150 i 200 € para obtener su certificado energético. Por otro lado, los grandes beneficiados serán los técnicos habilitados para realizar este trámite (Arquitectos,  Aparejadores e Ingenieros) y las inmobiliarias y administradoras de fincas que como intermediarias de servicios técnicos relacionados con los inmuebles, también sacarán tajada.

certificaciones-energeticas

Más del 85 % de las viviendas en este país son absolutamente ineficientes energéticamente. Hay quien piensa que este decreto servirá para concienciar a los propietarios y reducir ese porcentaje tan elevado de insostenibilidad. Mi opinión es que, al ser meramente informativo, sin tener obligación de realizar mejoras en el edificio para cumplir con un determinado nivel de eficiencia energética, los certificados se quedarán en un simple documento descriptivo que servirá para sacarnos los colores a Arquitectos y Constructores que durante años hemos estado construyendo sin pararnos a pensar en las consecuencias medioambientales de nuestras obras.

Ahora bien, esa inocencia y simplicidad con la que nos han vendido el certificado “no harán falta reformas, es solo informativo, no obligará a realizar mejoras…” tiene trampa…!  El decreto, bajo mi punto de vista, es un lobo con piel de cordero. En unos meses, en unos años, cuando la mayoría de los inmuebles estén certificados y calificados con una letra (de la A a la G), es cuando las administraciones actuarán. Todos desconocemos la forma de las actuaciones (si los inmuebles con nota G serán sancionados, si obligaran a cumplir un lindar de calificación, si bonificaran a las notas más altas…) pero sabemos con certeza que las habrá.

 

Si esas actuaciones sirven para mejorar la eficiencia y la calidad constructiva de nuestro parque inmobiliario, ¡chapó!  Sin embargo, el éxito de esas actuaciones debería ir de la mano de subvenciones al particular y a las comunidades de vecinos. Sin esto, la futura obligatoriedad de mejorar la eficiencia energética no tiene sentido.

Como conclusión, pienso que la intención del Decreto es buena, pero que hemos dado un pequeñísimo paso en materia de eficiencia energética en este país, cuando podríamos haber dado un paso de gigante, marcando un lindar mínimo de eficiencia y subvencionando las mejoras y reformas para cumplir ese lindar.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com